event 12 de Julio, 2017

Argentina construira mas carceles

Comienza la construccion de nuevos penales
person Autor: Luis Piñeiro
rss_feed Ares World Defense & Security

Ante la grave crisis penitenciaria que vive el país, donde el Servicio Penitenciario Federal solo tiene once mil plazas disponibles en sus establecimientos, para una llegada cada vez mayor de detenidos, se establece un plan de construcción de nuevas cárceles en diferentes puntos del país.

Este programa incluye la modernización del servicio, mejorar la situación de los reclusos y llegar a cubrir 20.000 lugares de detención hacia fines de 2019 y, hacia 2023 lograr una capacidad máxima de 24.328 plazas con una inversión superior a los cuatrocientos millones de dólares.

Se requieren mas penales

El incremento de las operaciones contra el narcotráfico, la instauración de leyes más duras y de cumplimiento efectivo y el claro cambio de actitud del gobierno actual contra el delito, implica simplemente que en los próximos tiempos se incrementara notablemente el número de penados.

La actual capacidad de 11.124 detenidos en las cárceles del Sistema Federal, será rebasada próximamente, aunque estos establecimientos no tienen los problemas de hacinamiento que se registra en los penales provinciales, en especial el de la Provincia de Buenos Aires.

Para mas, algunas cárceles emblemáticas, como la de Villa Devoto ubicada en la propia ciudad capital, deberán ser desafectadas generando un faltante que debe ser cubierto por nuevos penales.

El mencionado establecimiento carcelario tiene una capacidad de 1714 internos y hubo proyectos con otra administración de trasladarlo al interior de la provincia, pero todo quedo en nada. Ahora, se pretende desarrollar un complejo penitenciario nuevo en las afueras de la ciudad de Buenos Aires, lo que permitiría demoler el antiquísimo penal y que quedo en medio de un barrio residencial donde sus vecinos y el propio alcalde de la ciudad, piden su demolición.

También se pretende construir un nuevo gran modulo dentro del Complejo Penitenciario l, en las cercanías del aeropuerto internacional de Ezeiza. Tendrá una capacidad de alojar unos 3600 presos y debe inaugurarse a fines de 2019.

La programación incluye unas veinte obras, con cárceles nuevas en cada región para cumplir con las reclamaciones e los organismos de derechos humanos, que exigen que los reos deban estar encarcelados cerca de sus familias. Por ello, se construirán dos cárceles federales nuevas en el centro del país, en el noroeste se erigirán en Salta y Jujuy, mientras que existe el proyecto de abrir penales en Chaco y Corrientes y una nueva cárcel en la cordillerana provincia de Mendoza.

Otro asunto distinto es la Provincia de Buenos Aires, donde su sistema penitenciario esta completamente colapsado. Los penales de la provincia tienen 35.000 detenidos alojados, cuando la capacidad es de solo 27.000 plazas. La guerra contra el narco y las mafias que lleva adelante la gobernadora María Eugenia Vidal provocara mas detenidos sin lugar a dudas, por ello también se pretende erigir nuevos establecimientos, a la vez que la gobernación esta llevando una impresionante purga en el Servicio Penitenciario Bonaerense, realizando continuamente inspecciones y auditorias.

Este nuevo control descubrió lo que se sabia de siempre, que faltaba comida para los presos pese a los grandes presupuestos asignados para la alimentación y notables casos de corrupción interna en dicho servicio, que llego a liberar a detenidos para que realizaran actos delictivos y luego regresaran a la cárcel como si nada.

El impresionante auge de la droga y el narcotráfico en el país, que tuvo vía libre por años pero que ahora es enfrentado por el gobierno macrista, significa mas procedimientos y mas detenidos que van a rebasar la capacidad de alojamiento de los penales.

El gobierno nacional evalúa asistir con créditos a la provincia de Buenos Aires, para proyectos destinados a la mejorar y ampliar la infraestructura penitenciaria, lo que permita descomprimir a penales que ya están completamente congestionados y en los cuales, la situación es grave y preocupante.

Autor: Luis Piñeiro
COMPARTIR
EEUU quiere prohibir las laptos en el equipaje de mano
El robo de combustible se descontrola en México