event 24 de Abril, 2020

En todo el pais el Ejército Argentino apoya a la poblacion

person Autor: Luis Piñeiro
rss_feed Ares World Defense & Security

En coordinación con los gobiernos provinciales y municipales, en varias localidades las fuerzas militares trabajan en la carga y descarga, transporte, preparación y distribución de bolsones de ayuda.No tan visible como las cocinas de campaña, pero con igual o mayor efectividad, la distribución de ayuda humanitaria por medio de packs, bolsones o cajas, es otra importante actividad que se encuentran realizando nuestras tropas en distintas localidades del país.

Varios gobiernos provinciales y municipales han confiado esta actividad a las fuerzas presentes del Ejército Argentino. Estas tareas son frecuentes en el ámbito militar, ya que tanto en cuartel como en campaña, es normal realizar actividades de organización, almacenamiento y distribución de grandes cantidades de efectos.Los niveles de abastecimiento que tiene una unidad militar, ya sea vestuario, equipo, armamento, munición o víveres, requieren de amplios espacios de almacenamiento y de personal que trabaje en ellos.

Las funciones que cumplen quienes se abocan a estos depósitos son organización, mantenimiento, armado de packs, control de recepción, control de entregas, etc. A su vez hay superiores que supervisan y controlan estas actividades; como también hay subalternos que participan ejecutivamente en dichas tareas. Es decir que, en general, todos los miembros de un elemento militar han realizado o realizan distintas tareas relacionadas al almacenamiento y provisión de efectos, como una actividad secundaria a su misión principal.

No sólo la organización militar y la disciplina de las fracciones permite que ejecuten eficientemente esta tarea, sino también la experiencia y costumbre en el “hacer”. Actualmente este trabajo se hace en estrecha coordinación con los gobiernos provinciales y municipales. Consiste básicamente en ayudar a los municipios a descargar, ordenar, desarmar pallets, armar bolsones o packs cargarlos en vehículos y distribuirlos en los barrios más carenciados, ya sea puerta a puerta o en un centro de entrega de ayuda.

En la mayoría de los casos los productos son adquiridos por los gobiernos locales, pero en otros son donaciones de empresas de la zona afectada. La ayuda humanitaria consiste en productos alimenticio envasados, en algunos casos agua potable, alcohol farmacéutico, y elementos de limpieza.Desde que el Ejército comenzó con las actividades de apoyo por la pandemia del Covid -19, esta actividad se llevó a cabo en casi todas la zonas de emergencia, implicando la participacion de todos los medios materiales y humanos de la institucion.

En la provincia de San Juan, dependiente del Comando Conjunto de la Zona de Emergencia Mendoza, se apoyó armando miles de bolsones de alimentos, junto con organizaciones scouts y personal del Ministerio local de Desarrollo.

Se emplean depósitos del cuartel del Regimiento de Infantería de Montaña 22 para almacenar productos; como así también se distribuyó la ayuda entre las comunidades huarpes de la localidad de 25 de Mayo.Tropas dependientes del Comando Conjunto de la Zona de Emergencia Chaco han realizado esta actividad en el Impenetrable Chaqueño, donde, como parte de la Campaña Alimentaria “Bermejito” se distribuyeron más de 300 toneladas de packs de alimentos, leche en polvo y agua. Esta campaña se realiza varias veces al año, va por su 108va edición y se lleva a cabo en coordinación con el gobierno provincial y el ministerio de Desarrollo Humano de la Nación.

También en la provincia de Corrientes se realizaron repartos de ayuda humanitaria en barrios de la capital, de Curuzú Cuatiá, Monte Caseros y Paso de los Libres.El Comando de la Zona de Emergencia Salta, en un trabajo conjunto con el gobierno provincial salteño, distribuye agua potabilizada en el Chaco Salteño en un operativo que se lleva a cabo desde enero apoyando a más de sesenta comunidades, en el marco del apoyo por la falta de agua potable. El mismo implica un gran esfuerzo logístico en toda su extension.

En Santa Fé, el Comando Conjunto de la zona de Emergencias Entre Ríos designó tropas que preparan y distribuyen miles de bolsones de ayuda en beneficio de sectores de menores recursos de San Lorenzo, Santa Fe y Rosario. En Córdoba, el comando Conjunto de la Zona de Emergencia, cumplió esta tarea en localidades necesitadas como por ejemplo Villa del Prado y Santa Ana, con tropas de la brigada de paracaidistas y de las tropas de comandos. En las localidades bonaerenses de Cañuelas, Azul y Junin, dependientes del Comando Conjunto de Zona de Emergencia Buenos Aires Norte, también se realizó este tipo de apoyos a las poblaciones en conjunto con las municipalidades.

En la provincia de Neuquén, el comandante de la Zona de Emergencia designó una fracción que preparó y distribuyó cargas de ayuda en Cinco Saltos, Río Negro. También en la ciudad de Bariloche se prepararan y distribuyen 2000 packs de alimentos semanales. Asimismo, camiones militares de gran porte del Batallón de Ingenieros de montaña 6, transportaron 60 toneladas de carga de ayuda alimentaria desde la capital provincial hasta los pueblos de la cordillera. También se distribuyeron bolsones de ayuda alimentarias en barrios necesitados de Villa la Angostura y maquinas viales de la fuerza trabajan en reparacion de caminos y sendas.

El comando Conjunto de la Zona de Emergencia Chubut, entre otras actividades de apoyo, ha realizado un importante apoyo en el armado, almacenamiento y distribución de bolsones de ayuda alimentaria en la localidad cordillerana de Esquel.Las actividades logísticas son una parte ineludible del planeamiento y de la ejecución de las operaciones militares. Además forman parte de la vida diaria de cualquier cuartel.

Es por eso que toda fracción militar, en cualquiera de sus niveles, desde un grupo de diez tiradores hasta una brigada de miles de soldados, está en capacidad de realizar las actividades logísticas que en su nivel le corresponde. Es otro escenario, otra situación y otra finalidad, pero las organizaciones militares deben poseer una flexibilidad tal que les permita adaptarse rápidamente a todo cambio de situación.

Autor: Luis Piñeiro