event 15 de Enero, 2017

Obama tiene las manos atadas, Cristina no

person Autor: Humberto Toledo
rss_feed

El presidente del país de mas alto grado de industrializacion tecnológica del mundo tiene las manos atadas, por el Congreso, por la Justicia, y por la prensa.

Los limites que la Constitucion le impone al jefe de la Casa Blanca en el desarrollo de la política interior hacen del presidente el país mas poderoso de la tierra un actor mas, y solo un actor mas, en el complejo sistema de toma de decisiones de una democracia que hace del balance del poder una estrategia permanente.

La cultura política en Estados Unidos acentúa los limites al poder, y todo parece indicar que los ciudadanos –el pueblo en fin– no parecen disgustados con la centenaria formula, al punto que ni siquiera se preocupan por las elecciones presidenciales, en un país donde el voto no es obligatorio y el dia elegido para concurrir a las urnas es siempre el mismo primer martes de noviembre cuando todos están cumpliendo con sus obligaciones laborales, profesionales, hogareñas . El sistema es mas poderoso que el Poder Ejecutivo.

El Congreso le hace sentir al presidente todos los dias hasta qué punto es solo una parte del poder . De hecho el actual embajador de Estados Unidos en Buenos Aires, Noah Mamet, estuvo con las valijas preparadas esperando la autorización legislativa un año y medio antes de viajar a su destino.

Aun cuando Obama, en el ultimo tramo de su periodo, intenta avanzar en algunos temas sensibles de la politica interior de EEUU, incluso tratando de sortear al Congreso, tropieza con algún juez que le recuerda de manera ingrata las reglas del sistema, como ocurre con un magistrado de Texas que derrumbo el propósito del presidente de incorporar una nueva norma para inmigrantes que el Congreso todavía tiene bajo la lupa.

Tiene sin embargo el resorte mas afinado para el desarrollo de la política exterior del país , un terreno donde EEU no se ha destacado por las habilidades diplomáticas como lo ha demostrado el señor Kerry aterrizando en Ucrania con un paquete de mil millones de dólares después de la caída del gobierno pro-ruso de Kiev, algo asi como equipar a los bomberos con nafta.

Sin duda Obama, como sus colegas, admiran en silencio a la presidenta Cristina, dueña y señora del poder del Estado, sin limites en el Congreso, en la Justicia y con animadores de su circulo que amenazan con "vamos por todo", aunque es poco lo que queda, quizás algo de la prensa independiente que ha pasado a ocupar el lugar de la oposición política, una deformación de la vida profesional .

Un ex presidente escasamente recordado por el gobierno kirchnerista decia que "todos los hombres son buenos, pero si se los vigila son mejores". ¿Quien vigila al gobierno de la señora Kirchner?

La oposición ha demostrado su oficialismo aportando con alegría el voto positivo en temas de alta sensibilidad como la delegacion de poderes del Congreso al Ejecutivo para el manejo de partidas presupuestarias, las estatizaciones del petróleo, de Aerolineas, de las AFJP . El descalabro también deja lugar para el exabrupto legislativo de reclamar juicio político a la presidenta. Escasa seriedad .

Los ciudadanos ya saben que nada menos popular que los legisladores, representantes de los partidos, de los dirigentes politicos, nunca de los ciudadanos . AsÍ esta conformado el sistema en nuestro paÍs . De lo contrario, difícilmente el gobierno hubiera podido eludir dos problemas que castigan al pueblo todos los días, la inseguridad en la calle, la inflacion en el bolsillo.

Limitado como está, Obama dedica parte de sus esfuerzos a la situación internacional . Un curioso acercamiento a Irán – alentado por los soldados del régimen de los ayatollahs que colaboran en el norte de Irak y Siria para combatir al terrorismo de EI – y mas cerca de su propio territorio la controversia con Venezuela, que esta escalando peligrosamente, y la decisión de "rescatar al comandante Fidel" proponiendo el levantamiento de sanciones economicas a Cuba.

Del estrecho sendero que Obama recibe de la Constitucion para administrar el gobierno del país mas poderoso del mundo se encuentra, en la vereda opuesta, la presidenta Cristina Kirchner, con una ruta que ella misma diseña a medida, sobre la base del apotegma kirchnerista ("vamos por todo"), que efectivamente estan cumpliendo . El Congreso no controla, la Justicia menos, la prensa apenas.

Autor: Humberto Toledo
COMPARTIR
La derrota de Fidel
La guerra de bandas que desangra Brasil