event 19 de Enero, 2018

Hambruna y conflicto en Sudán del Sur

Simon, 9 meses
person Autor: Unicef
rss_feed www.unicef.es
La hambruna amenaza a los niños tras 4 años de conflicto en Sudán del Sur

4 años de guerra en Sudán del Sur han convertido la vida de 4 millones de niños en una auténtica tragedia. Miles de niños han muerto o han resultado heridos desde que estallara el conflicto en diciembre de 2013. La situación es especialmente grave para el millón de niños que sufre desnutrición aguda.

Pero el impacto de estos cuatro años de inseguridad y revueltas no termina ahí: casi 4 millones de personas han tenido que huir de sus hogares a causa de la violencia, de ellas, 1,8 millones lo han hecho en el interior del país, mientras que 2,1 millones se encuentran refugiadas en los países vecinos. El 60% son niños. La angustia psicológica amenaza a toda una generación.

Y la situación se vuelve aún más sombría cuando sabemos que miles de niños han sido reclutados en las filas de fuerzas y grupos armados y que las violaciones y agresiones sexuales contra menores se multiplican por cientos.

Simon Ladok, de 9 meses, es uno de los más de 180.000 niños menores de 5 años que hemos tratado contra la desnutrición aguda grave en 2017. En la imagen, su madre, Jane Tiko, le proporciona alimento terapéutico en el hospital infantil Al Sabbah que apoyamos en Juba. Casi 9 de cada 10 niños que se someten al tratamiento se recuperan y salvan su vida.

El conflicto en Sudán del Sur deja a los niños en una situación dramática:

Años de violencia y malas cosechas han desembocado en una situación insostenible. La sequía y el miedo a ser atacados hacen que las familias no salgan a cultivar. Además, casi 4 millones de personas han tenido que huir de sus casas en busca de protección y alimentos, dejando atrás sus tierras y los pocos recursos que tenían para ganarse la vida.

Escasez de alimentos: El 56% de la población (4,8 millones de personas) no pueden cubrir sus necesidades alimentarias. Las familias no pueden comprar comida y sobreviven a base de nenúfares o semillas. Apenas comen una vez al día.

Crisis nutricional: 1,1 millón de niñas y niños sufre desnutrición aguda, de los que 300.000 sufren desnutrición aguda severa, por lo que sus vidas están en riesgo.

Violencia: El conflicto sigue y los niños continúan enfrentándose al riesgo de reclutamiento en grupos armados. Las niñas están expuestas además a la violencia sexual, el matrimonio forzoso y la explotación. La guerra también supone límites en el acceso humanitario a muchas zonas del país y contribuye a que 2 millones de niños no vayan a la escuela.

Salud: Continúan los brotes recurrentes de cólera y sarampión, y la malaria sigue siendo la enfermedad que más afecta a los niños y niñas. Además, la desnutrición hace que los niños sean más vulnerables a estas enfermedades.

Autor: Unicef
COMPARTIR
Turquía desafía a EEUU y ataca a los kurdos sirios en el norte de Siria
Ataque a Hotel Intercontinental en Kabul deja más de 30 muertos