event 03 de Agosto, 2014

Japon desarrolla cazas “Stealth” de sexta generación.

person Autor: Ignacio Pérez Rovere.
rss_feed Dark Star Group

Buenos Aires,

Casi 70 años han pasado desde la imposición a Japón por parte de los aliados de la prohibición de mantener y desarrollar Fuerzas Armadas, sanción que fue consecuencia de la derrota japonesa en la Segunda Guerra Mundial y que tenía por objeto asegurar una transición segura desde una Japón beligerante e imperial a una democracia aceptable para los triunfadores de la contienda.

Ya en el siglo XXI y pagado el derecho de autodeterminación en defensa, hoy Japón se presenta como un aliado de los países occidentales y un importante contrapeso de la creciente carrera armamentista China y la agresiva política exterior de Corea del Norte y de Rusia en Asia, donde incluso las fuerzas armadas americanas están reacondicionando sus bases y su flota para prevenir y contrarrestar cualquier desequilibrio que pueda tentar a sectores duros chinos a realizar una acción que no tendría vuelta atrás.

Desde que los Estados Unidos decidieron suspender la venta de F 22 Raptor a Japón, los japoneses decidieron desarrollar el ATD (Advanced Technology Demostrator) -X F 3 Shinshin (Espíritu del Corazón), un caza invisible de sexta generación. Fabricado por el Instituto de Investigación y desarrollo del MoD Japonés (TRDI) en consorcio con Mitsubishi como contratista principal que comenzó las pruebas este año.

El avión tiene características 3D o “Thrust vectoring” gracias a sus especiales toberas variables en los motores similares a las utilizadas en el Rockwell X 31. Todo el sistema de control de vuelo esta interconectado con fibra óptica “fly by optics” como lo conocen nuestros lectores con background en alguna Fuerza Aérea, lo cual lo hace inmune a perturbación electrónica tradicional.

Pose un radar tipo AESA (Active electronically scanned array) con gran capacidad ECM (Electronic Countermeasures) y ESM (Electronic Support Measures), comunicaciones y guía de armamento por microondas, de características similares al Northop Grumman An/APG-81 del F-35.

Otra característica es la “Self Repairing Flight Control Capability” que permite mediante una poderosa computadora detectar fallas o averías y corregir automáticamente los controles de vuelo de acuerdo a dicha información.

El ATD será una plataforma de prueba para las mencionadas tecnologías a la que se sumaran los sistemas de armamento, para finalmente definir el producto que seguramente dotara a las Fuerzas Aéreas Japonesas en los próximos años.

Algún colega analista militar ha sugerido que el desarrollo de cazas con tecnología Stealth a veces pareciera más ser una moda o un lujo que una necesidad. Disiento con esa opinión en este caso particular teniendo en cuenta la característica territorial de Japón y su inferioridad numérica respecto a China y Rusia, en un contexto donde ni el espacio ni su industria podría soportar una guerra prolongada si no tuviera una ventaja cualitativa. No nos olvidemos que Gran Bretaña está incorporando aviones F 35 pese a estar inserta en un esquema de defensa colectiva como es la OTAN, seguramente las memorias de la población de la Batalla de Inglaterra han sembrado en las generaciones que hoy toman decisiones la línea a no ceder donde la superioridad aérea no es negociable.

En el caso de Japón pareciera que en caso de conflicto el razonamiento seria que los nuevos cazas invisibles podrían hacer tanto daño a un enemigo superior como hace más de 70 años lo hicieran sus armas especiales, los “Kamikazes”.

 

Autor: Ignacio Pérez Rovere.
COMPARTIR
Los cazas de bajo coste aterrizan en el salón aeronáutico de Farnborough.
BAE presento el nuevo MRAP RG 35 MIV.