event 30 de Octubre, 2015

Japón celebra la puesta a flote del portahelicópteros «Izumo» DDH-183.

person Autor: Naval Review
rss_feed revistanaval.com

TOKIO, 6 de agosto de 2013.

La ceremonia de puesta a flote del mayor buque de las Fuerzas de Autodefensa se celebra el mismo día que se conmemora el 68 aniversario de Hiroshima.

Mientras el Primer Ministro japonés Shinzo Abe presidía este martes los actos de conmemoración del 68 aniversario del lanzamiento de la bomba atómica sobre la ciudad de Hiroshima el 6 de agosto de 1945, su ministro de Finanzas y viceprimer ministro, el polémico Taro Aso, oficiaba en los astilleros de IHI Marine -hoy Japan Marine United- en Isogo (Yokohama), la puesta a flote del nuevo destructor portahelicópteros de las Fuerza Marítima de Autodefensa de Japón (JMSDF) ante 3.600 invitados.

El Izumo DDH-183 (22DDH) es el primero de una serie de al menos dos unidades. Se trata de un destructor portahelicópteros, en la clasificación de la Marina nipona, que desplaza más de 27.000 toneladas a plena carga. Tiene 248 metros de eslora y 38 de manga, y su paquete propulsor cuenta con cuatro turbinas de gas que mueven dos ejes con sus correspondientes hélices en combinación COGAG.

Los buques de la clase Izumo serán los de mayor porte de la Fuerza Marítima de Autodefensa desde su creación tras el fin de la ocupación estadounidense derivada de la rendición en la Segunda Guerra Mundial, superando en magnitud a los destructores portahelicópteros precedentes de la serie Hyuga DDH-181 (16DDH) e Ise DDH-182 (18DDH), entregados en 2009 y 2011, buques que desplazan 19.000 toneladas apc y tienen unas dimensiones de 197 metros de eslora por 33 metros de manga, siendo de hecho una versión reducida del Izumo.

El buque, cuyo coste se sitúa en torno a los 900 millones de dólares, entrará en servicio en 2015. Está diseñado para operar con hasta 14 aparatos, aunque normalmente operará con 7 aparatos en rol antisubmarino y 2 SAR. Su cubierta de vuelo reforzada podrá operar con aparatos pesados, como los MV-22 Osprey, e incluso aeronaves de ala fija STOVL.

El nuevo buque operará en apoyo a la defensa de la soberanía, la protección de las vías marítimas y la asistencia a la población civil. Las Fuerzas de Autodefensa de Japón están limitadas, por mandato constitucional, a la defensa del territorio e intereses de Japón, renunciando a la posesión de material militar de carácter ofensivo. Por ello, la entrada en servicio de buques que aumentan significativamente las capacidades militares son objeto de escrutinio en Japón y en los países limítrofes con los que mantiene diferendos territoriales, como China, Corea del Norte o Rusia.

 

Autor: Naval Review
COMPARTIR
Brasil tendrá su submarino nuclear en 2023.
La Flota rusa del mar Negro recibirá unos 30 buques antes de 2020.