event 23 de Noviembre, 2015

David Cameron blinda Reino Unido con 250.000 millones ‘extras’ en Defensa

person Autor: Carlos Fresneda
rss_feed El Mundo
David Cameron ha decidido "blindar" el Reino Unido con una inversión de 250.000 euros en Defensa en la próxima década, incluida la adquisición de 138 aviones de combate F-35, la creación de dos nuevas brigadas de "despliegue rápido" de 5.000 soldados y la apertura de un nuevo centro operativo de "contraterrorismo" con la contratación de más de 2.000 nuevos agentes.

 

El premier ha presentado en Londres la nueva estrategia de defensa, antes de partir hacia París para sellar una alianza anglo-francesa con el presidente Hollande que permitirá el uso compartido de las bases aéreas británicas en Chipre y el lanzamiento de operaciones conjuntas con objetivos del Estado Islámico (IS, por sus siglas en inglés) en Siria.

"En el corazón de esta estrategia está el convencimiento de que no podemos elegir entre fuerzas convencionales de defensa y la necesidad de hacer frente a nuevas amenazas que no reconocen las fronteras nacionales", asegura Cameron en la introducción a su plan de Defensa. "Hoy por hoy hacemos frente a los dos tipos de amenazas y tenemos que responder a las dos al mismo tiempo".

La principal novedad de la nueva estrategia es la creación de las dos nuevas brigadas de "despliegue rápido" que estarán operativas en 2025 y con el objetivo de aumentar la capacidad del ejército británico en el exterior. Cada brigada contará con un total de 600 vehículos mortorizados, incluida la nueva generación de tanques Scout.

Cameron han anticipado también la adquisición de nueve aviones-patrulla Boeing P8, además de los 138 cazas F-35, en una operación valorada en más de 16.000 millones de euros. La nueva generación de aviones estará operativa en los nuevos dos portaaviones de la marina británica que permitirán un mayor de radio de acción en zonas en conflicto como Oriente Próximo.

La nueva estrategia de Defensa de Cameron contrasta con la anunciada hace apenas cinco años, en plena austeridad, con sustanciosos recortes del gasto que le valieron duran críticas por comprometer a medio plazo la capacidad defensiva del Reino Unido.

Los planes del premier británico prevén también una estrecha colaboración entre las fuerzas especiales militares y las unidades antiterroristas de la policía. Unos 10.000 soldados de élite serán desplegados en objetivos clave dentro del país en previsión de posibles ataques terroristas.

 

Autor: Carlos Fresneda